Feed on
Posts
Comments

En los siguientes párrafos hare alusión acerca del temperamento, qué se entiende por temperamento, qué diferencias básicas hay con el carácter y cómo ambas se complementan para dar lugar a la personalidad.
El temperamento es un concepto que ha sido estudiado por siglos, y consecuentemente sus denominaciones han ido variando a lo largo del tiempo, pero en muchas de ellas se encuentra una característica fundamental que es que depende de factores genéticos.
Es importante aclarar que somos seres humanos insertos dentro de una trama social, cultural, familiar y biológica lo que significa que al momento de abordar ,estudiar o conocernos como personas, siempre lo debemos hacer desde estas dimensiones y no caer en un reduccionismo y mirar solo una parte del mismo. Con esto quiero decir que el temperamento más allá de su característica primordial, es moldeado por un contexto y por la propia experiencia, lo genético tiene un peso considerable pero no absoluto.
Una de las definiciones que resumiría lo recientemente dicho es la de Akiskal quien define al temperamento como” un fenotipo comportamental, que depende de factores genéticos y familiares y de la experiencia individual”
El carácter, otra variable importante que forma parte de la constitución de nuestra personalidad, la define Cloninger como “un conjunto de características que se van estructurando a lo largo del desarrollo a través de mecanismos socioculturales aprendidos como valores, metas, estrategias de afrontamiento y creencias”
Como se puede apreciar, tanto temperamento como carácter son complementarios a la hora de comprender la personalidad de un sujeto, por eso es importante poder indagar en cada área. Cuando queremos explorar y/o conocer estas variables se realizan cuestionarios de diversos tipos, que de acuerdo con la experiencia y con la comodidad que tenga cada profesional con sus herramientas administrara unos u otros.
Uno de ellos es el TEMPS-A, un cuestionario autoadministrable que se realiza en esta fundación, y consiste en 110 items de fácil lectura y comprensión. Permite la evaluación de los temperamentos hipertimico, ciclotímico, irritable y depresivo e incluye en cada subescala información acerca de la reactividad emocional, la cognición, lo psicomotor, lo circadiano y lo social. Todas estas variables son factores predisponentes para determinado humor, pero también para conocer acerca de cómo una persona responde al contexto adaptativamente.

Otro cuestionario, TCI (inventario de carácter y personalidad), es un test creado por Cloninger basado en un modelo psicobiológico de personalidad que presupone que ésta deriva de la interacción dinámica entre cuatro rasgos del temperamento y tres del carácter. Los rasgos de temperamento (búsqueda de novedades, evitación de riesgos, dependencia de la recompensa y perseverancia) representan respuestas emocionales básicas, que se manifiestan precozmente en la vida y son estables durante la existencia del individuo y moderadamente hereditarios. Los rasgos de carácter (autodirección, capacidad de cooperación y autotrascendencia) representan conceptos sobre el yo y las relaciones personales que están regulados por procesos cognitivos supervisores que se desarrollan durante la vida.
En resumen estas variables son importantes a la hora de realizar una intervención en la clínica y a modo personal también, ya que nos da pautas acerca del modo de funcionamiento de esa persona en el contexto, cómo afronta las situaciones cotidianas de la vida, cómo se desenvuelve en lo social-familiar y una de las cosas más importantes, cómo convive con su forma de ser y cómo esto se traduce en conducta.

Leave a Reply

Captcha *