Feed on
Posts
Comments

 

 

 

Hemos recorrido un largo camino desde que la estimulación magnética transcraneana fue autorizada en 2008 por la FDA. Su eficacia y beneficios están siendo probados en trabajos de investigación de todo el mundo; también está siendo estudiada como un posible tratamiento para todo tipo de enfermedades desde los acúfenos (zumbidos)  hasta la epilepsia.

Los investigadores de la Rush University Medical Center concluyeron que el uso de la estimulación magnética transcraneana parece ser eficaz para el tratamiento a largo plazo de la depresión mayor [1]. «Los resultados del estudio de seguimiento de pacientes con mantenimiento de TMS son favorables en pacientes con depresión mayor que no han respondido a los medicamentos antidepresivos convencionales» según el Dr. Philip G. Janicak, investigador principal del estudio.

Otro estudio presentado en la reunión anual de la Asociación Psiquiátrica Americana 2013 demostró que un protocolo de TMS intensivo  induce una «respuesta clínica y estadísticamente significativa y remisión del cuadro depresivo» y que estos resultados se mantenían en 52 semanas. «Creo que esto será realmente importantísimo  para confirmar la durabilidad a largo plazo de este efecto para los potenciales pacientes. Este es un momento emocionante para los psiquiatras y los pacientes, que tienen una nueva opción de tratamiento para seguir»- Investigadora Principal  Linda L. Carpenter, MD, profesor, Departamento de psiquiatría y comportamiento humano, Brown University School of Medicine y jefe, programa de trastornos del humor, Butler Hospital en Providence, Rhode Island.

«Todas las reacciones son únicas, por lo tanto la recuperación es individual»

Los estudios muestran resultados prometedores para pacientes que sufren de depresión mayor. Sin embargo, la verdad del asunto es que no hay ningún tratamiento para la depresión que  funcione para todos de la misma forma. Pedimos a nuestro Directo Medico a cargo de los protocolos de TMS que nos explique lo que determina si un paciente requiere mantenimiento  después de terminar sus sesiones de terapia TMS. «Desafortunadamente no hay ninguna ‘ciencia’ que determine  quién tendrá recaída y quién no,» dice el Dr. Bonanni, teniendo en cuenta que el porcentaje de pacientes que requieren seguimiento es pequeño en comparación con aquellos que no. Además nos explicó que algunos pacientes necesitan 1 o 2 «sesiones de refuerzo»  de vez en cuando. Algunos hacen mantenimiento semanal, otros mensual, algunos nada en absoluto.

Son muchas las razones por las que los pacientes podrían tener una recaída después de la terapia TMS. El Dr. Bonanni advierte  «TMS no es una cura milagrosa.  Opciones de estilo de vida son muy importantes para obtener resultados a largo plazo.  Dieta, ejercicio, hábitos de sueño saludables, relaciones saludables, límites, mantenerse al día con el terapeuta/psiquiatra, etc. El paciente debe cuidar de sí mismo después del tratamiento.»

¿Es la terapia TMS adecuado para mí?

La terapia de estimulación magnética transcraneana, comúnmente conocida como terapia TMS, se utiliza en pacientes adultos que no han logrado mejoría con un medicamento antidepresivo o la combinación de varios. Está contraindicado en pacientes con dispositivos metálicos implantados  en la cabeza.

 ¿Cómo funciona la terapia TMS?

Una típica sesión de tratamiento de TMS es un procedimiento ambulatorio corto que dura unos 30-40 minutos. Durante el tratamiento, los pacientes se relajan sentados en un sillón y permanecen despiertos  y alerta y todo el tiempo son capaces de hablar con el médico o el personal.  Después del tratamiento, pueden retornar inmediatamente a su rutina normal, incluyendo conducir.

 

[1] http://psychcentral.com/news/2010/10/13/long-term-tms-treatment-appears-effective-for-depression/19562.html

Leave a Reply

Captcha *