Feed on
Posts
Comments

 ¿Qué es la amaxofobia?

El manejar automóviles es una práctica común en nuestro medio, pero hay muchas personas que no pueden hacerlo porque tienen miedo. La amaxofobia (proviene del latín y significa miedo a los carros) se encuentra clasificada, desde el punto de vista médico, como una fobia específica, la base de la sintomatología es la aparición de síntomas de ansiedad y miedo en diferentes circunstancias que tienen que ver con la conducción de un automóvil.

En nuestra sociedad la posibilidad de manejar, la usemos o no, nos da autonomía. El no poder conducir automóviles genera limitaciones y dependencia, provoca frustración y vergüenza, disminuye la autoestima y lleva a un deterioro en la calidad de vida.

Cómo se manifiesta? La amaxofobia presenta un espectro amplio de formas de manifestación. En un extremo de este espectro se encuentra la negativa absoluta a conducir, en el otro extremo, la restricción a conducir en diferentes condiciones (lluvia) o en diferentes estructuras viales (puentes, rutas, autopistas).

El cuadro puede ser primario o secundario. La amaxofobia primaria se presenta cuando la persona no logró subir al auto del lado del conductor o si lo hizo y aprendió la técnica, nunca logró manejar sin acompañante.

La amaxofobia secundaria es aquella donde el conductor logró manejar por su cuenta sin acompañamiento pero en determinado momento perdió esta capacidad por diferentes motivos.

¿Cuáles son los síntomas? Este cuadro presenta una gran cantidad de síntomas que aparecen con diferentes intensidades. Siempre el síntoma primordial y constante es la evitación. Ésta se da tanto para ponerse al volante como para pasar por diferentes lugares.  Secundariamente a la evitación aparece la justifiación, en general la amaxofobia se acompaña de vergüenza, por lo que el conductor amaxofóbico desarrolla una serie de argumentos creativos que justifiquen su imposibilidad. Otro síntoma constante es el miedo condicionante a conducir.

Dentro del espectro sintomatológico se encuentran los ataques de pánico; que son episodios bruscos con miedo extremo y sensación de muerte o de pérdida de la razón inminente, gran cantidad de síntomas físicos como taquicardia, palpitaciones, dificultades en la respiración con sensación de ahogo, agitación y sudoración. Las crisis de ansiedad se presentan en una escala menor a los ataques de pánico.

La amaxofobia o miedo a conducir es tratable y presenta buena respuesta al tratamiento.

Consejos útiles frente a la persona con miedo a manejar automóviles o amaxofobia.

-No se obligue ni permita que lo fuercen a manejar, esto puede incrementar sus miedos y empeorar la situación.

-Si va a hacer el intento haga una aproximación lenta y progresiva a la situación que lo atemoriza.

-Expóngase progresivamente, en lugares en donde se sienta lo más seguro posible, por ejemplo lugares sin transeúntes ni otros vehículos.

-Si elige un acompañante para el proceso de desensibilización, elija alguien que entienda el miedo y que tenga paciencia en esta situación. Uno de los factores que empeoran los miedos es la presión del contexto.

-Tenga paciencia.

-Si logró vencer el miedo y puede manejar, no lo deje de hacer, no deje pasar más de dos días sin sacar el auto aunque sea por pocas cuadras.

-Si después de varios intentos no pudo, o si frente a alguno de ellos se incrementó el miedo consulte con un profesional.

-Si durante el proceso aparece insomnio, pesadillas, temor anticipatorio (miedo antes de ir a manejar) consulte con un profesional.

-Si su temor se originó a partir de un accidente de tránsito o por la impresión que le generó el relato de un accidente, aunque usted no haya participado, consulte antes de hacer el intento de manejar.

-Si logró vencer los temores y estos retornaron inhabilitándolo, consulte con un profesional.

Programa de Tratamiento de la Amaxofobia (PTA) en el INSTITUTO de NEUROCIENCAS APLICADAS a la CLÍNICA.

El programa para vencer la amaxofobia se basa en la terapia cognitivo-conductual, que es una forma de psicoterapia que trata problemas específicos y que tiene como objetivo la desensibilización al miedo y el cambio de creencias respecto a una situación particular.

El programa consiste en:

–       Entrevistas individuales (de 1 a 3) en las que se hace un diagnóstico de las causas del problema, se conocen los recursos del paciente y se estructura una estrategia terapéutica.

–       Sesiones prácticas, dentro del auto, manejando en la calle.

–       Sesiones grupales cada 15 días.

Para mayor información comunicarse al 4824-1962 ó enviar mail a info@inac.org.ar

Leave a Reply

Captcha *